miércoles, 28 de octubre de 2009

Ramera

Cuando era chica no existían los teléfonos celulares, no había internet, y en mi barrio pocas personas tenían teléfono fijo. Por esa época, para mi madre era mas que difícil coordinar visitas a la casa de sus amigas, asi que nuestra única posibilidad era lanzarnos a la aventura, tomando varios colectivos para llegar a la casa de alguien y rogar que la suerte haya estado de nuestro lado y que el visitado se encuentre allí. Mas de la mitad de las veces, la suerte nos abandonaba. Y era en ese momento cuando mi madre implementaba el único método que había encontrado para que sus amigos supieran que había pasado por ahí: colocaba en la reja una rama arrancada de algún árbol de la cuadra. Con el correr de los años adopté esa costumbre, aunque con la aparición de los celulares y el mail la fui dejando olvidada, reemplazándola por mails de "Hoy a la tarde paso por tu casa" o mensajes de texto que rezan "Necesito que me escuches porque tengo que contarte demasiadas cosas sobre mi nuevo chongo".

Hace un rato, Viejex me envía un mail, que decía:

Origen de la palabra Ramera:
Hacia fines de la Edad Media, era costumbre en España colgar un ramo en la puerta de las tabernas para indicar que no se trataba de viviendas particulares y llamar de esta manera la atención de los clientes (v. cliente).
Las prostitutas, así como hoy ocultan sus negocios haciéndolos pasar por casas de masajes, en aquella época los disimulaban colgando en su puertas un ramo, como si se tratara de tabernas. Por esa razón, las comadres empezaron a llamarlas rameras, una palabra que les sonaba más púdica que prostituta. Este vocablo aparece registrado por primera vez en español a finales del siglo XV, como, por ejemplo, en La Celestina (1499), de Fernando de Rojas: "Esta mujer es marcada ramera, según tú me dijiste, cuanto con ella te pasó has de creer que no carece de engaño. Sus ofrecimientos fueron falsos y no sé yo a qué fin."·

Y entonces recuerdo a mi madre, colocando una rama enredada en una reja, veinte años atrás, y me pregunto si ella sabrá qué significaba esa rama en la Edad Media, y planifico volver a implementar ese método, olvidarme del celular y del mail, marcar cada una de las casas de mis amigas, con una ramita, que pueda interpretarse como "Aquí vive una Ramera" o "Por aquí pasé yo, M, una Ramera".

Estén preparados, se viene la revolución ramera, y la voy a encabezar yo. Voy a empezar por la casa de amigas, y luego ramerearé hogares de desconocidas, las contagiaré a todas, y ya no habrá vuelta atrás. Y cuando la invasión de la palabra "petiso" los deje sin respiración, no vengan a quejarse. Yo avisé.

14 comentarios:

YZ dijo...

Viva la revolución!

Natalia Alabel dijo...

Me encantó la anécdota. La próxima vez que visite a una amiga y no la encuentre, le voy a dejar una rama en la puerta (no sé qué irá a pensar, pero será gracioso)

[ D a n i e l a ] dijo...

Mirá vos... es interesante el dato.
Revolucionemos al mundo !

::♥ Sol ♥:: dijo...

Jajaj estuvo interesante la anecdota... pero no creo que existiendo tantas herramientas tecnologicas revivas la tradicion de tu mama!!
Muy gracioso igual, me gusto saber el origen de la palabraa!

Be yourself dijo...

Te apoyo desde El Salvador! :P

mariana dijo...

A que no te venis a colgar una rama a Berazategui? jajajajajaja.

Me parece genial...

ger dijo...

no sabía! ahora voy a poner ramas en todas las casas para ver si algún erudito del siglo XV se tienta

Anónimo dijo...

Ahora, supongamos que llego a mi casa y veo una (o dos!) rama(s)... cómo se quien fue el que pasó para devolverle la rameada?

El gato vagabundo dijo...

Pensá en los pobres arbolitos!

Malhumoretti y Neptuno dijo...

Rama o Muerte

Viejex dijo...

Que buena anécdota!


P/D: ¿¿¿nuevo chongo??? ¡me alegro!

Mariano dijo...

Buen post eh

no tengo mucho mas para decir :P

M. (Una Ramera) dijo...

yz: viva!

natalia: a mi me encantaba la idea de dejar un simbolito en la puerta

daniela: revolución!

sol: pero no me vengas con mala onda!!

be yourself: serás mi representante allí entonces

mariana: pero por supuesto que sí!!

ger: eso ya es maldad!

anónimo: es un detalle menor, casi que ni importa

gato: agarremos ramas medio secas!

malhumoretti: oh sí

viejex: gracias a usted. y no, lo del chongo era manera de decir. estoy mas sola que nik en el día del amigo

mariano: bueno, gracias entonces

besos!

La sortijera dijo...

Excelente! Me encantó el post. Espero la ramita, jajaja!
beso!