martes, 7 de abril de 2009

Mi nueva compañerita

Dedicado a mi amiga Lulú.

Hace poco menos de una semana, una desgracia ocurrió en mi vida: mi amiga Lulú, compañera de la productora, sería reemplazada por otra. Pensé que el mundo se me caía encima: no es frecuente que logre lazos amistosos en el trabajo, y con Lulú habíamos adquirido una capacidad extraordinaria para criticar a los demás con sólo mirarnos, y yo había empezado a entender que el vegetarianismo no es tan grave como suena (esto último se traduce en: comí ensaladas durante varias semanas, y no morí).

Apenas llegó su reemplazo, supe que algo no andaría bien. Era un día caluroso, y ante mis ojos se paró una personita chiquitita, flaquita e insulsa. Esos son sólo detalles comparados con su indumentaria: estaba completamente vestida de negro. Y esto también es un nimio detalle, si consideramos lo crucial de la cuestión: estaba super recontra hiper mega archi maquillada. Y no, yo no confío en las mujeres que se maquillan demasiado.

Lulú, que es un angel de persona, primero me increpó y dijo: "No te hagas amiga. Pero no la trates mal, porque mala no es". Y no. Lulú no se equivocaba. Precisamente, maldad no es lo que tiene mi nueva compañerita (que dicho sea de paso, es íntima amiga de esta impresentable). Lo que tiene mi nueva compañerita, el verdadero problema, la verdadera causa por la que jamás seré su amiga es, básicamente, y para no dar mas rodeos, que es una boluda full time.

No lo digo por decir. Ni tampoco lo digo porque se haya pedido para almorzar medio tomate y haya ingerido un cuarto. Lo digo porque es verdad. Lo digo porque el primer día que estuvo sola, sentada frente al teléfono, tuvo una inquietud que podría clasificarse como "particular" (por no decir idiota): cuando se quedó solita, llamó a su jefa al interno correspondiente (su jefa, mi amiga, la inoperante) y le dijo, seria y acongojada: "D: si tengo que ir al baño o estoy en el baño y suena el teléfono, ¿qué hago?".

Vale decir: tiene veinticinco años y es graduada universitaria.

La odisea recién comienza.

16 comentarios:

Surubum dijo...

M, no desesperes... los boludos full time se decnatan solos...
Sera full time pero no estara forever en ese laburo. Lo que si, que es inevitable, que si es boluda y esta buena, seguro dure un toque mas en el puesto... jajaja
Muy bueno tu blog, prometo seguirlo...

((...gi!...)) dijo...

que garron...
creo que una de las pocas cosas arruinadora dedías del trabajo que uno quiere es un boludo dando vueltas por ahí!

y quien carajo dijo que tenemos que andar haciéndonos amigos de todos los que trabajan con nosotros ehhhh????

eso nada más y que sea lo más leve posible y con lo del maquillaje tenés razón!
do not trust M.!!!

el_comentarista dijo...

Claro, seguro no le dieron le famoso manual "Cómo ser una boluda y que no se note". Tampoco, de seguro, leyó el libro de autoayuda "Ring-ring. Cuántos timbrazos tengo de ventaja para poder tirar la cadena?".
Lamentable, pero hacela sufrir, no sé, espera que vaya al baño y en cuanto cierra la puerta hacele sonar el teléfono.
Sólo por pelotuda.

Natalia Alabel dijo...

Es perfecto desconfiar de las mujeres que se maquillan demasiado a la mañana. Demuestra algún tipo de alteración mental. Yo sé bien porqué te lo digo.

johi dijo...

A mi tmp me inspira confianza la gente q a las 7 de la mañana puede maquillarse tan bien los ojos con delineador liquido.

Lo de la comida, puede pasar, de idiota a: "trastorno alimenticio" o "vergüenza del primer día", si es la segunda, que con 25 años podríamos evitar la vergüenza, agarrate catalina, a la semana se come hasta lo que hay en tu plato, seguro sean de las que entran en confianza muy rápido.

Con respecto a esa pregunta del millón que hizo, qué le respondieron?, mientras suena el teléfono, pegate la cabeza contra la pared hasta que deje de sonar?.

N. de la A. dijo...

Yo soy flaquita y chiquitita (espero que insulsa no), me visto de negro muchas veces, pero no me maquillo ni un poco ni por la mañana, ni por la tarde, ni por la noche. Y cuando suena el teléfono y estoy en el baño, seguirá sonando o correré a atenderlo según el caso.
Uff, zafé.

Dos dijo...

Sería mejor laburar en el Borda (?)

Off Topic: Felicitaciones !!

laurita dijo...

Yo trabajé de recepcionista en un lugar en el que me obligaban a ir al baño con un teléfono inalámbrico. Y aunque estuviera sentada haciendo mis necesidades tenía que atender.

De todos modos, yo tampoco confío mucho en las que salen a la calle a las 7 AM maquilladas como para un casamiento.

Y lo del tomate... eso sí que está mal. Al mediodía mínimo una milanga con puré.

el_iluso_careta dijo...

jajajajaja

¡Jotapé! dijo...

¿Cuarto tomate?

¿Te fijaste bien sí realmente era un humano?

Claudio Gabriel Tomasello dijo...

Acordate de ésto: Prefiero un hdp a un boludo. Del hdp sabés lo que podés esperar...

No es vida.

soledad dijo...

peor son las boludas que se delinean los labios sin pintárselos adentro

Andre dijo...

jajaj los boludos full time son una necesidad en todos los trabajos! no te podras librar de ellos..........jejeje

Andre dijo...

jajaj los boludos full time son una necesidad en todos los trabajos! no te podras librar de ellos..........jejeje

JuLiEtA dijo...

Medio tomate???????????? matala.

Yo tenia una compañera que una vez me vino a pedir una "bolsita" para los papeles...quería un folio, un FOLIOOOOOOOOOOOOOOOOOO como mierda podés pedir una bolsita cuando querés un foliooooooooooo.

Los boludos, abundan demasiado, y una boluda que encima coma poco!?
Que la fuerza esté contigo ramera

Lolita y El Profesor dijo...

Es que las nuevas fábricas de hacer chorizo que son todas esas facultades que aparecieron, cada día los hacen de menos calidad.
En total acuerdo con usted,

El Profesor
(solidario)