miércoles, 12 de noviembre de 2008

Concierto

Para los que vean en mi un ser absolutamente bruto e ignorante, los sorprendo diciendo que alguna vez fui una grn pianista. Estudié toda mi vida y tenía grandes cualidades. Pero claro, las grandes cualidades no servían de nada a la hora de tocar delante de alguien. Me ponía nerviosa, transpiraba, me temblaban las manos y sentía que de a poco me bajaba la presión. A pesar de esto, todas las veces que toqué en público salí airosa. Salvo una. Una sola vez bastó para que abandonara, de una y para siempre, mi incipiente carrera musical.

Subí al escenario, hacía mucho calor y tenía puesta una pollera muy elegantona. Apenas me senté en el taburete, supe que había algo que no andaba bien. Levanté la vista y los vi. El público. Me miraban en silencio, expectantes, jugando a que el programa era un abanico. Cerré los ojos y giré la cabeza. Miré a mi profesora, que me levantó las cejas dándome el ok para comenzar.

Las manos me temblaban como nunca, las piernas también. No encontraba los pedales y la partitura se estaba cayendo al piso. Empecé a tocar, temerosa, y El Choclo empezó a fluir. Demasiado tranquilo fluía, demasiado aburrido, demasiado vacío. Y en un momento, lo inevitable: me quedé en blanco. Pero blanco total, profundo, blanco Ala. Paré de tocar. Miré a mi profesora que me hacía señas para seguir, miré al público que estiraba el cogote para entender qué había pasado. Me puse a llorar. Mi profesora se acercó y me señaló en la partitura por dónde tenía que seguir. No pude. Me levanté, con el maquillaje corrido, y bajé por la parte delantera del escenario. Mientras bajaba la escalera la gente empezó a aplaudir. Nunca en mi vida sentí tanta vergüenza. Ellos aplaudían y yo lloraba. Al fondo del teatro me esperaba mi hermana. Me abrazó y salimos. La gente seguía aplaudiendo.

Esa fue la última vez que toqué el piano. Todavía me arrepiento.

15 comentarios:

YZ dijo...

yo no pensaba q eras un ser bruto
y necesito un o una pianista acá! y no en buenos aires!

Dos dijo...

a veces hay que correr

LuLu dijo...

Que lastima que hayas dejado de tocar, si te gusta, no hay necesidad que lo hagas delante de publico, podes hacerlo para vos, como un hobby, estaría bueno ;)

¡Jotapé! dijo...

Creo que faltó un detalle para nada menor, la edad de la pequeña pianista.

Si me decís "tenía 27", me muero.

El pánico escénico es una cosa que ataca a los menos desfachatados, a partir de los 20-25 años se puede resolver con alcohol.

A su vez el alcohol, disminuye un poco el virtuosismo, así que ojo, todo tiene que estar en su punto justo.

natanael amenábar dijo...

Qué feas sos esas imágenes de la adolescencia que recordás con verguenza ajena de si mismo, ¿no?

Que quedan en la memoria por alguna razón: fuiste demasiado hiriente con alguien que murió, fuiste demasiado lerdo con una mina que te gustaba, fuiste demasiado complaciente con personas mala leche.

Me pasa, ponerme desde mi lugar actual en el pibe que fui y sentirme aún mal por cosas que no tienen remedio.

Por suerte cada vez se es más benévolo, al menos yo, una de las formas más inteligentes de madurar.

Un abrazo, y limpiate el maquillaje querés!

johi dijo...

Pobre Ramer, pero el pánico escénico, dicen q es terrible...igual si es algo que realmente te gusta...nose si para subirte a un escenario y tocar, pero si para tenerlo como cable a tierra, y que sea eso q te desenchufa de todo...fijate, me parece algo copado!.

besos =)

Viejex dijo...

Toque m'hijita, toqueme algo! (ufa, no! no me confundo mas con lo de Ramera, no me retes mas! quiero decir que toques musica!!)
Te envidio, a pesar de que no hayas seguido tocando en publico, cuando quieras podes retomar la practica.
Yo siempre quise aprender a tocar el piano, pero solo pude darle un poco a la guitarra para descubrir que yo no tocaba musica, yo la perpetraba. (ojala esta frase fuera mia, la afane de Mafalda)

P/D: podrias firmar como "M.(una de Ramos)", para que los podridos de cerebro como el que suscribe no se confundan, no te parece?

lagondolera dijo...

almita gemela, me pasa lomismo con la flauta traversa. Se murió mi profesora y nunca más la pude agarrar, de terror

xavier dijo...

Horrible! Qué fea experiencia.

Daria dijo...

Sí pobrecita vos, che!
Más que concierto Des - concierto (cuak! me comí un payaso hoy)
Y sí otra vez ..... deberías volver a intentarlo en privado aunq más no sea ... qué sé yo si te ahcía bien ... siemrpe hay que hacer lo que a una le hace bien.... aunq no siempre sea lo que una ponga en práctica (haz lo que yo digo ... tu sabes...)

Beso!

frentealmar dijo...

Abracito para M*
Consegui un amigo con piano en casa y date el gusto.

M. (Una Ramera) dijo...

yz: mis tiempos de pianista terminaron, muy a mi pesar!

dos: es cierto. yo corrí

lulu: es que ahora cada vez que me siento a tocar no me sale un compas entero!!!

jotape: tenía 18 recién cumplidos. pero toqué en público desde los 6. ser mas grande me volvio mucho mas pelotuda

natanael: me pasó que cuando empecé a escribirlo lo recordaba como una anecdota graciosa. cuando termine y lei, me di cuenta que era RE triste!! son feos los recuerdos e imagenes tristes...

johi: hace mucho que amenazo con volver a estudiar. pero soy una fiaca inmunda

viejex: es hermoso tocar el piano. probá si te gusta. y no voy a cambiar mi nombre. en la confusión que vos tuviste está el chiste!!

lagondolera, no sabía que vos eras vos. agarra la flauta, yo retomo el piano y hacemos unu dúo divino!

xavier: horrible. tu lo has dicho

daria: sí. pobrecita de mi!!

frentealmar: teng teclado en casa. pero está ahí sosteniendo libros y cables!!

besossssss

Roky Rokoon dijo...

me hubiera encantado tocar el piano
podes volver o no?

Conz dijo...

tu vida es para un libro

M. (Una Ramera) dijo...

roky: puedo volver, pero no lo hago. rarisimo

conz: qué linda. mencantaría!!!

besos