jueves, 6 de noviembre de 2008

Forrita

No man. Corte que ser sordo ya te habilita, de movida, a tener el asiento en el colectivo. Pero no, no podés, encima, colarte en la fila para subir. Ni da.

11 comentarios:

PerSe dijo...

@sordosputosdelorto

Dos dijo...

que todos los sordos son que.....?????????

johi dijo...

JAJAJAJA...
sos graciosa man cuando queres, igual eso no t habilita a romperle las bolas tmb a un sordo, soooordoooo, no lo jodas, dejalo en paz!!!
...
paremos las rotativas, hay q darle el asiento a un sordo??, desde cuando? y mira q soy educada, respetuosa en esas cosas

Daria dijo...

Concuerdo con Johi, desde cuándo hay que darle el asiento a un sordo, eh?
A menos que sea viejo y decrépito o sea mujer y esté embarazada o tenga un crío .....
La sordera no aplica pa' cesión de asiento ... no, no ....
Y por lo que decís este sordo es muy confianzudo ... una le de la mano y el tipo te toma toda .... tenga cuidado, eh!

El gato vagabundo dijo...

Lo podes putear tranquilamente mientras no te mire. Eso es copado!

LuLu dijo...

Por que a los sordos les corresponde el asiento en el bondi? Desde cuando? No la tenía esa...

Laura dijo...

Creo que era "sordo", porque si era "sorda", hay que verificar la edad. El esperar el colectivo delante de una fila de 354 personas como si no hubiera nadie, es un tipo de impunidad que parece adquirirse con la menopausia (es decir, desde relativamente temprano). Ellas llegan, hacen que miran si viene el colectivo y se quedan ahí, expectantes y dispuestas a tacklearte si hace falta.
Beso!

Laura dijo...

Pero para ser pluralista, podría decirse que las afecciones en el oído provocan trastornos de equilibrio (el vértigo es un ejemplo). Así que te gusta andar fracturando sordos por la vida, eh?

¡Jotapé! dijo...

Otros impunes, son los mudos.

Más que nada los pedos "muditos", esos sí que son impunes.

Minerva dijo...

No tiene el ams minimos sentido darle el asiento a un sordo!!! igual como te das cuenta que lo es?

Claudio Gabriel Alvarez Tomasello dijo...

Mhhh... Interesante. Ahora bien, quedan dos interrogantes:
1)¿Hay que darle el asiento a un sordo?
2)¿Y cómo lo identificamos, sobre todo si no tenemos ganas de hablar con desconocidos?
La del collar con medaqlla gigante con la palabra SORDO o el dibujo de una oreja tachada, la pensé, pero mi tía es sorda y no quiere reconocerlo, por lo tanto ni usaría la medalla y entablaría una coversación de sordos, lo cual hace difícil el diagnóstico, ya que uno puede ser medio sordo sin saberlo...
Es muy difícil, ramera.
No es vida.