miércoles, 30 de septiembre de 2009

El regreso de la colgada

"Cuando todavía era muy chica, mi tía viajó a Japón, y cuando volvió me trajo de regalo una Kodak Instamatic con estuche de cuero. Creo que ese fue el principio.
El regalo vino con dos rollos que se acabaron enseguida, pero no me di por enterada y seguí durante mucho tiempo sacando fotos por el gusto de hacer click".

4 comentarios:

Natalia Alabel dijo...

Esa mujer es adorable.

Viejex dijo...

Su jefa deberia trabajar con unos que yo conozco...

el_iluso_careta dijo...

estás pensando seriamente tener algo con ella no me jodas...
escuchando 06.Islands\KING KRIMSON\1971-ISLANDS

Anónimo dijo...

me hizo sonreir después de estar muyyyyyyyyyy. Pero muy deprimido.
Gacias. Yo tenia tambien una instamtic y adora el click...para todos hacia el click, pero a nadie tenia lo click.