jueves, 3 de julio de 2008

Le Pedorret

Era, además, un pedorreta de ley. No importaba dónde ni quién estuviera cerca, él se pedorreaba igual. A veces lo anunciaba, un segundo antes, con bombos y platillos. A veces durante, casi siempre después, cuando uno ya no tenía escapatoria. Se regodeaba, se sentía feliz de hacerme sufrir. Le encantaba obligarme a sentir su pestilente baranda.
Que me tiro uno, te encierro en el cuarto, cierro con llave y me la trago bien tragada, para que aspires bien aspirado, que tirame el dedo, que te sacudo la sabanita, que viene uno ruidoso, un sordito, uno chiquito, una bomba de olor, que de qué te espantás si yo cago con olor a rosas. Todas las costumbres del pedorreta, todas encerradas en mi Camioncito.

Y entonces yo digo: que lo del dedo lo haya hecho mi papá como una gracia cuando yo era un potus de cinco años, vaya y pase. Mi papá es mi papá, y mi Edipo mal resuelto determina, dictamina y sentencia que a mi papá se le perdonan las pedanterías una y mil veces. Porque siempre van a ser graciosas.

Pero mi novio, por favor. Gracias.

19 comentarios:

johi dijo...

NO, no tolero tener q oler los pedos rancios de nadie!!, ni novio, ni papa (aunq si, siempre t causa un poco de gracia =)), pero igual NO NO NO y NO!!!!

alguna de nosotras se caga delante de ellos???

deserotiza queridoooss!!!!!!
no hay amor q valga

M. (Una Ramera) dijo...

Te juro que no había manera de frenarlo. No paraba.

Claro que deserotiza. Por eso ahora convivo con un caballero. Jamás se pedorreó delante mio y jamás lo va a hacer.

Y nosotras, mujeres, nunca tenemos que hacer esas cosas frente a nuestro amorcito. Es imperdonable una mujer que se pedorree. He dicho.

Leo dijo...

No se si me desagrada más la historia de los pies del otro día o esto, creo que las dos son espantosas.

Pero el mayor interrogante que me surge después de leer esto es como llegaste a estar con él, digo, teniendo en cuenta este tipo de comportamiento.

Saludos.

M. (Una Ramera) dijo...

Leo, creo que son igual de espantosas.

Y yo contesto tu interrogante: Camioncito es una de las personas más buenas del universo, y es super hiper divertido, dulce y cariñso. Me hacia reir muchisimo. Pero claro, con el tiempo me aburrió infinitamente.

Encima yo era una niña inexperta. No entendía nada de la vida. Ja (como si ahora fuera una grossa del vivir)

Besos

El gato vagabundo dijo...

Te cuento una. Salia con una dama. Una fria noche, dentro del auto, mi esfuerzo por detener la bomba estaba a punto de ceder. Entonces nos detuvo un semaforo, y aproveche, dije "creo que hay una rueda desinflada" y me baje a liberar la radiacion. Estuve pateando los 4 neumaticos, hasta que abrio el semaforo. Y me siguio el fetido aroma. A partir de ahi, sufri el escarnio de ser "el que se cago en el semaforo" en todo evento social-familiar.

Conz dijo...

1) meu deus, que desagrado.

2) nosotras NUNCA lo haremos. quien lo hace es un papelon.

3) mi ex un día lo hizo, pidió disculpas y dijo "es que necesitaba hacerlo" nos reimos. grave error. eso abrió la puerta a que cada vez que "necesitara" hacerlo lo hiciera. cada vez que necesitaba era como cada 5 minutos reloj. ahí ya dejé de reirme.

4) lo que realmente NO banco así a maneras extremas son los escupitajos.

natanael amenábar dijo...

es cierto eso conz, cuando lo hacés una vez es como hacerlo para siempre. Es la compuerta a la pedorrez, o a la pedanteria ja ja.

Daria dijo...

Ay, nena! Qué momento esto amerita un GUACALA! sacado directamente del arcón de los recuerdos!

M. (Una Ramera) dijo...

Gato, jajajajaj buenisima historia. Pero vos sos un caballero!!! Te habra seguido el aroma, pero vos te bajaste del auto para no hacer sufrir a la seniorita. Lo suyo es un ejemplo a seguir!!

Conz, tengo una amiga que lo hace. No puedo creer como el novio no la dejo aun. Yo me muero. No hay que habilitar ni permitir que el otro haga esas cosas. Una vez que se abbre, no se cierra jamas.

Nata, THE PEDANT DOOR. Cerrada con triple candado, siempre!

Daria, GUACALE, tu lo has dicho.

Besos

L@U dijo...

Qué le viste a este señor, no me vengas con que esra bueno y divertido nada más porque no te creo... confesá!! te recompensaba de otra manera, no?? jajajajajaja
Quedan totalmente desadmitidos los pedos, los eructos y los escupitajos, son un ascooooo

M. (Una Ramera) dijo...

L@u: son los misterios del amor. Yo estaba enamoradisima pero de verdad. Queria casarme y tener hijitos con el... Francamente, ademas de su bondad y gracias no tengo ni idea!

Natalia Alabel dijo...

Cuando era pequeña tenía un novio que escupía en la calle. Y yo también empecé a escupir. No lo hago hace tiempo, pero a cierta edad, compartir chanchadas puede ser divertido.

M. (Una Ramera) dijo...

Natalia, no concuerdo en lo absoluto. A lo sumo compartire cuando sea muy muy viejita y no pueda aguantarme el pis y me haga encima. De otra manera no. No me parece divertido.

Pero cada pareja es un mundo

Escupis en la calle?? Noooooo, eso no se haceeeee. Pensa en los que caminamos cerca tuuyo!!!

Beso

ALMITA dijo...

no por favor!!!!!!!!!!!!!!!!!!! por favor esta camioncito habrá sido un amor, pero entre lo de las uñas y sus peditos, no quiero saber más nada! ajjaja
besos!

M. (Una Ramera) dijo...

Almita, tengo mil cosas mas para contar de Camioncito. Pero no voy a abusar. Te voy a dejar descansar un poco

Besos

¡Jotapé! dijo...

Resultó ser un tierno el amigo camión.

Era un camión cargado de pedos.

M. (Una Ramera) dijo...

Jotapé, pese a todo era realmente un tierno. Re chancho, pero tierno al fin!

Besos

Laura dijo...

Camioncito a la NASA, por favor!!!!
A analizarlo al lado de la cama de Roswell, pleaseeeeee!
Es un cúmulo perfecto de loquenuncahayquehacerconunanovia.
Creo que, definitivamente, lo querías, aunque sólo fuese por 15 minutos, porque entre él y su cohorte femenina de madre y hermana, eran dignas de la peor peli costumbrista.
Pero todos tenemos muertos en el placard, es así.
Beso!

El gato vagabundo dijo...

Exijo desde ahora y para siempre, un blog unica y exclusivamente dedicado a las aventuras y desventuras de camioncito.

He dicho !