viernes, 11 de julio de 2008

Un secreto ramero

Lo irritante, tal vez, es entrometerse en algún mundillo pseudo intelectual (da lo mismo si es cinematográfico, literario, musical, plástico o el que sea) y empaparse de discusiones, debates e intercambios de ideas que, al fin y al cabo, a nada llegan.
Lo fácil, en general, es enardecer a los pseudo intelectuales, quitarles a sus frases el contexto en el que se inscriben (escriben) y contradecirles sin que importe nada más.
Entonces, aquello irritante, las palabras difíciles y los conceptos imposibles se transmutan en refutaciones sin sentidos en las que esos mismos pseudo intelectualoides se sumergen tratando de justificar su nimio discurso. Aquello que resultaba especialmente irritante se vuelve asquerosamente divertido. El pseudo intelecualoide se retuerce en el suelo de la rabia, y uno también se retuerce, también en el suelo, pero no de ira.

Se retuerce de risa.

6 comentarios:

El gato vagabundo dijo...

Por favor, lee esto :

http://www.lapaginadefinitiva.com/musica/cursillo.htm

Lo he publicado hace unos años, pero viene al dedo con tu entrada. Se trata de parecer intelectual en una reunion de eruditos... imperdible.

Me encanta esta rameria...

johi dijo...

odio a los q hablan por lo q escuchan...
a los sabelotodo

y m encanta hacer enojar a la gente!!! =D

M. (Una Ramera) dijo...

Gato, ya abrí el texto, pero tengo que conseguir cigarrillos y sendas cantidades de coca para disfrutarlo sanamente. Después comentaré qué me pareció.

Esa ramería es de las que más me gustan en el mundo

Johi, hoy conocí a otra Johana (gendarme)!! Ves que ustedes son mi karma??
Los hablaboludeces son intragables.

Besos

Ella.- dijo...

A full.-

Laura dijo...

Es un ejercicio realmente maravilloso, y los pseudo intelectuales son tan vulnerables que uno se tienta por derribarlos, como si se tratara de los muñecos inflables que tienen la base adherida al piso. Uno les pega, los tira y se vuelven a levantar. Geniales y terapéuticos.
Besos!

Daria dijo...

Ja! Si sabremos de eso!!!! Es lo más!!!
Nunca intentaste pedirle que repitan lo que dijeron, eh? Sencillamente glorioso.... la incapacidad de repetición o la intención de explicar lo inexplicable es sencillamente exquisito!