lunes, 16 de febrero de 2009

Uf, no doy más

Yo, ante la duda, siempre estoy cansada.

Cuando era chica, mi profesora de natación me había bautizado "Señorita Fatiga". Siempre me quejaba si había que nadar un largo más, protestaba porque no se podía parar a descansar, o no me quedaba después de hora jugando al water polo porque "no podía mas".

A medida que fui creciendo el cansancio crónico también lo hizo. Es muy posible, de hecho, que ante cualquier pregunta, yo siempre empiece respondiendo "no doy más".

A veces trato de disimularlo, y la juego por un rato de persona activa. Lo cierto es que el papel de mujer incansable no va conmigo. Aunque haya dormido nueve o diez horas yo siempre voy a necesitar una siesta después del almuerzo. Aun después de haber dormido hasta las cuatro de la tarde después de una noche de juerga, siempre voy a sentir que me faltó un poquito mas.

Cada vez que el señor que vive conmigo reclama alimento yo le digo que estoy cansada, aunque me haya levantado a las once y en el trabajo no haya hecho nada. Por las noches, cuando mi madre llama para ver cómo fue mi día, siempre termino la conversación diciendo exactamente lo mismo: "me voy a dar una ducha y a la cama porque no puedo mas". Cuando una amiga me llama para salir en medio de la semana directamente le corto porque no puedo creer que quiera atreverse a quitarme una noche de sueño un día miércoles. Cuando iba a la facultad, sentía que había estudiado mil horas y que merecía un descanso. Lo cierto es que decía esto cada vez que agarraba los apuntes, y por eso nunca leía nada.

A veces siento que está muy mal sentirme siempre cansada. Me da culpa escucharme a mi misma decir que necesito dormir, o que siento cansancio en todo el cuerpo. Pero después mi otro yo (el despreocupado) me dice: "Pará, si vos no le hacés mal a nadie estando cansada, ¿para qué carajo te preocupás?". Ahí nomás, el yo que se siente culpable quiere empezar a discutirle a mi yo tan despreocupado, y se pone en guardia. Pero al intentar largar la primer frase, lo esperable.

Para qué, mejor no, es casi una pérdida de tiempo, no tiene sentido. Aparte, qué fiaca. Estoy cansada, y no le hago mal a nadie. Mejor me acuesto a dormir. Es que anoche me quedé hasta las mil y quinientas leyendo, siento que un camión me pasó por encima y no, de verdad, te juro que no doy mas.

14 comentarios:

hormiga dijo...

creo que pertenezco al mismo reino de las morzas, o pertenecía pero croe que un poco lo extraño. Nací morza, pero ahora entré en un paréntesis activo. Empecé natación y me enganche tanto que voy todos los dias de la semana menos los domingos (pero porque esta cerrado). No sabes lo lindo que es dormir despues de nadar una hora!!!!

merengadas dijo...

Eso en mi barrio se llama depresión. O simplemente vagancia

Valeria dijo...

que interesante!!!

Pau dijo...

Quién te dió permiso para hablar de mi??? :P

YZ dijo...

uf. me agotè leyendo, no doy más

el_iluso_careta dijo...

estoycansado, me da paja comentar...
noserás de cáncer no???
escuchando 02.Pintura\ANTONIO BIRABENT\antonio birabent - todo este tiempo 1994

Claudio Gabriel Tomasello dijo...

Aprovechá y tiráte un ratito antes de contestar los comentarios...

((...gi!...)) dijo...

ahhhh menos mal que veo acá un grupo de "cansados cronicos" como yo...

me despierto y ya cuento las horas para la siestita y para la noche...

entro a trabajar a las 6 am, significa que a las 5 suenan mis despertadores (si muchos, sino no me depierto)

hay momentos en los que me dan ganitas de llorar porque estoy taaaan cansada!

Natalia Alabel dijo...

Me siento muy identificada. A mí me pasaba lo mismo, hasta que (por otros motivos) me detectaron un problema de tiroides. Empecé un tratamiento muy sencillo y se me fue el cansancio crónico. Igual no estoy diciendo que vos tengas eso, te cuento mi caso nomás.

El gato vagabundo dijo...

Yo estoy al reves. Me canso cuando llego a casa despues de laburar, pero me quedo hasta las 3 de la mañana pelotudeando.

Creo que de viejo voy a dormir como Da Vinci.

Lucas.- dijo...

jaja.. che.. capaz que es una cuestión de vitaminas, nada más...

M. (Una Ramera) dijo...

hormiga: natación es lo mas!! la siesta piletera es una de las mejores del mundo

merengadas: vagancia sería, pero no tanto. al final explico a todos

valeria: no leíste ni en pedo lo que escribí, ¿no?

pau: pero al final somos todos cansados acá!!

yz: cuac!

iluso: no no. soy virginiana de ley

claudio: vos no sabés la fiaca que me da contestare los comentarios...

gi: me imagine levantandome a las cinco. ya estaria despedida y viviría debajo de un puente

natalia: yo estoy perfecta. me hicieron estudios y no pasa nada. solo soy cansada

gato: sos como el señor que vive conmigo!!

lucas: pero me exprimo naranjas todas las mañanas!! ¿no vale eso como vitamina?

A TODOS: tal vez se entendió mal, pero salvo por el tema de la comida que reclama mi amado, yo soy pura queja. Hago mil cosas, trabajo un montón, voy a yoga, escribo, visito a mi madre, salgo a pasear, cocino un montón, pero estoy todo el día repitiendo que estoy cansada. No es que me tiro y duermo, me la paso haciendo cosas al mismo tiempo que digo que no doy mas...

Besos!

Ale dijo...

Mi caso es exactamente igual al del Gato. Por eso me tomé esta semana de vacaciones para no hacer nada, duermo hata la una y sin embargo no me desconecto y no descanso un carajo. Con estas vacaciones no doy más.

marcelo dijo...

yo igual, estoy en el trabajo e hice un stop para leer blogs porque te juro que no doy más! en serio, soy de la tribu de los cansados, pero ya entendí que se trata de motivaciones. Y lo que no me motiva genera un automático "estoy cansado".